Día de partido

en

Este fin de semana fuimos todos al campo. Los Carcolano somos socios del Real Club Deportivo Espanyol de Barcelona. Y sí, estamos MUY orgullosos.

Personalmente el fútbol, o debería decir la liga, no me gusta mucho.  Otra cosa es ir a ver un partido en vivo y sobretodo en un campo como el del Espanyol. El ambiente es único, familiar, cercano, festivo y La Curva es la salsa de cada encuentro ¡Inigualable!. ¡Meravellosa minoria!. Aunque nuestra historia como familia perica lo dejaré para otro post y más después del último resultado…

El campo del Espanyol esta pegado al centro comercial Splau. Es genial para ir a pasar el día. Y como esta jornada el partido era a las 16h decidimos ir pronto, comer allí y pasear un rato hasta que las puertas del estadio se abrieran. Llegamos sobre las 11h y conseguimos aparcar, por primera vez en la história, en un parking familiar. Splau y la mayoría de centros comerciales, se han dado cuenta del filón que tienen con los que tenemos niños pequeños y últimamente anuncian mucho sus servicios para familias.

Un parking familiar, no es más que una plaza de aparcamiento mucho más ancha que el resto y cercana a un ascensor o acceso al centro. Para que te hagas una idea, una plaza familiar ocupa lo que una y media convencional. Por supuesto, este servicio, se basa en el civismo y en la buena fe de la gente: se supone que si no lo necesitas, ocuparás otra plaza y esas las dejarás para familias. De los 4 coches que aparcamos a la vez en plazas familiares, únicamente 2 íbamos con niños :s

Justo antes del partido bajamos al parking a dejar cochecitos y otros bultos para poder acceder mas cómodamente al estadio. Nuestra sorpresa fue que el parking familiar se había convertido en una plaza todavía más estrecha que las normales. Y es que un listo había aparcado entre nuestro coche y el de al lado, “comiéndose” el espacio que hace a estas plazas especiales para poder subir a los niños al vehículo. Todavía no entendemos como encajó el coche allí ni como salieron de él.

20150913_232216

El servicio de seguridad del parking fue muy útil: “No vamos a llamar a la grúa por esto. Seguro que cuando queráis salir, se habrá ido”. Y se limitaron a llamar al dueño del vehículo por megafonía. Por supuesto no se presentó, y @escolano casi tiene que entrar por el techo del coche para desaparcar y acabar subiendo a los niños en mitad del pasillo del parking.

Durante el embarazo y mientras tienes niños pequeños, te das más cuenta de este tipo de cosas. Empiezas a necesitar algunos “servicios” especiales y descubres lo poco cívicos que somos en este país. Aunque esto también da para otro/s post/s.

¿Cual es la más gorda que te ha pasado?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.