El cine y la trompeta

en

El 13 de septiembre Mateu fue al cine por primera vez. En casa el cine nos encanta. Así que para @escolano y para mi era muy importante la primera peli de Mateu.

Recuerdo perfectamente la primera vez que fui al cine. Me llevo mi padre. Él tenía vacaciones y mi madre trabajaba, así que fuimos al cine mientras esperábamos que saliese. Vimos “La Sirenita”. Hoy sigue siendo una de esas pelis que puedo ver una y otra vez. ¡Incluso llevo Bajo del mar como tono del móvil! 🙂

Llevábamos algo más de una semana trabajando el evento. Explicándole a escolanito que iríamos al cine: una sala con una pantalla grande donde comer chuches y palomitas mientras te cuentan una historia. Decidimos que esa historia sería la de “Los Minions”. Nos pareció la mejor elección para la edad de Mateu (dos años y 4 meses), donde gag tras gag podía ser más ameno y fácil que un argumento más complejo.

Llegó el domingo por la tarde y nos dispusimos a vivir esa nueva experiencia. En la web del centro comercial Las Arenas, no actualizan la cartelera, así que cuando fuimos a comprar las entradas no proyectaban “Los Minions” en ninguna sala y tuvimos que improvisar y comprar entradas para otra película (ahora ya he aprendido que debo entrar en la web del grupo Balaña para ver la información correcta). Por la razón que sea, nos encontramos ante el cartel de la nueva peli de Gato y escolanito dijo: “¡bandera!” De esa manera pusimos nuestro granito de arena al cine español: Atrapa la bandera siempre será la primera película que ha visto escolanito en cine. Al final todo encajaba y estábamos ante ¡un plan perfecto!.

La primera hora de película fue genial. Aunque debo confesar que disfrutó mucho más con el trailer de: Mascotas. (Atrapa la bandera es algo complicada para un niño de dos años.)

Lo que más le gusta a escolanito en este mundo es la música y los instrumentos musicales y ese día tocó llevarnos al cine un “tutut petit” (una trompeta pequeña). Aunque le explicamos varias veces que en el cine no se podía usar, tuvimos que llevarla con nosotros.

Como os decía,  sobre la hora de proyección, nos vimos saliendo los 3 de la sala a tocar el “tuttut”. Fue salir, hacerlo sonar un par de veces y pudimos volver a entrar a la sala :/

No sé que recordará Mateu de su primera vez en el cine. Quizá solo las ganas incontrolables de tocar la trompeta y absolutamente nada de la peli. Pero lo que está claro es que  en menos de un mes ¡repetimos seguro! 😀

Y tú, ¿Recuerdas cual fue la primera peli que viste en el cine?

Deja un comentario