Cocinitas – Panellets

en

Durante una temporada me dió por la repostería. Pero al quedarme embarazada, lo cambié por la costura y el “reubicar cosas en casa” (síndrome del nido lo llaman).
Ahora con los peques, lo he recuperado: hacemos galletas, decoramos pasteles, bizcochos… y este fin de semana tocaba: Panellets (¡como no!)

Nunca había hecho panellets. Vengo de familia pastelera (¡por los dos lados!), así que supongo que le tengo más respeto a esto de poder hacer dulces en casa y que salgan ricos. Todo tiene su arte y sus secretos y no me sentía “digna”.

Pero como quería hacerlos con los peques, pues se queda en un medio juego con la excusa de “para que se entretengan un rato”. Así que en vez de llamar a casa y preguntar la receta, busqué en internet una fácil de hacer, pero que quedara “resultona”.

Compramos los ingredientes y nos pusimos ¡manos a la masa!

La verdad:  se pueden mejorar, las cosas como son. Los de limón pequeños; los de coco un pelín demasiado tostados; los de piñones, con pocos piñones; los de almendra demasiado grandes y los de chocolate pocos (¡Mateu y Joana los han hecho desaparecer!).
Pero de sabor, han salido muy ricos.

Aquí os dejo la receta por si os animáis:

Para el Mazapán:

-500gr. almendra

-670gr. de azúcar

-1 patata

Secretos:

Dejar el mazapán reposar durante 24h para que absorba un poco más el azúcar y no se note tanto.

Usar clara de huevo para que se peguen las almendras y los piñones.

La gracia de esta masa es que en crudo se puede comer, así que ideal para hacer con los más peques! (¡Joana todavía se lo lleva todo a la boca!). Eso sí, os recomiendo hacerlos antes de las 5 de la tarde… el subidón de azúcar que puede provocarles es no apto para antes de dormir XD

Como ves, yo sigo con mi batalla de “porque no hay más actividades para menores de 3 años?” (siempre adecuadas a ellos y siempre con un adulto). Aunque sean muy pequeños, es posible hacerles participar de algo más que soltarlos a correr y chillar en el parque.

Con la cocina, además de participar en las cosas de casa y la satisfacción y orgullo que sienten al poder hacer algo con y para los adultos, aprenden motricidad y sobre todo, paciencia.

¿Me recomendáis alguna receta para hacer con estos dos golosos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.