Restaurantes de rechupete – Pura Brasa

en

Salir a cenar nunca ha gustado a Escolanito. A él cuando se acercan las 20h déjale tranquilito en casa, con su cena, su bañera y bien cerca de sus chupetes y su cama.

La verdad es que nos parece un rollo no poder salir a cenar, y todavía más en verano, que apetece quedarte a cenar por ahí ni que sea un bikini rápido o un buen helado. Como mucho, habíamos conseguido hacer un picnic cerca de casa…

Por eso con @escolano decidimos que ahora que ya era primavera y se alarga el día, debíamos empezar a “entrenar” eso de salir a cenar fuera. Cuando le contamos el plan a Escolanito nos dio un no rotundo. ¡Nosotros ni caso! Seguimos a nuestro rollo y le prometimos que no tardaríamos mucho, ni iríamos lejos. Así que fuimos al restaurante “casi” de la esquina: un Pura Brasa.

Creo que a Escolanito no le gusta como suelen tratar a los niños en los restaurantes por la noche. Normalmente ni les miran, notas que molestan y cuanto más rápido te largues mejor.

Pero en el Pura Brasa, la verdad es que el personal fue encantador con ellos. Les hicieron sentir como cualquier de los demás clientes, acompañándoles a la mesa, dándoles una copa como a los mayores y nos dieron una mesa alta desde la que veíamos la calle. Hicieron participar a los niños del evento como si fuesen unos señoritos.

Pedimos los platos, casi todos para compartir:  una burrata, Espaguetis y un magnífico entrecorte que traen en piedra para que lo hagas a tu gusto y un postre para cada uno. Creo que los camareros todavía se ríen de los dos bebes que comían como adultos…compartiendo hasta el postre como en una cita romántica.

Lo más divertido: el entrecote. Nos echamos unas risas, ya que los niños veían que salía mucho humo y no paraban de soplar…

Te recomiendo 100% el Pura Brasa de las Arenas si vas con niños por esta zona, además hay cocina continua, así que se adapta a todos los horarios.

Nosotros repetiremos en breve ahora que parece que Escolanito ha entendido que aunque salgamos a cenar, después tendrá su baño, sus chupetes y su cama cerca.

 

Deja un comentario