Hace 3 años

en

Ayer hizo 3 años que me tomé el día libre en el trabajo. Había dejado listos briefings para campañas hasta septiembre, dejado sustitutos en todos los proyectos y @escolano y yo nos fuimos a comer un arroz a Ca La Nuri. No teníamos ninguna prisa, nos daba igual todo, solo pasaban las horas. Después del arroz fuimos a La Pastisseria y me comí la mejor cereza que podrán hacer nunca. Mientras la comía me tocaba la barriga que se movía, ya no mucho… ya no quedaba mucho espacio. Nos fuimos a casa, estaba vacía, los perros se habían ido con nuestros padres a pasar unos días. Cenamos (¡no recuerdo qué! Seguramente patata y zanahoria hervida, fue mi cena durante unos cuantos meses) y después de comprobar que teníamos las maletas, la alarma del despertador activada y todos los papeles que necesitábamos nos fuimos a dormir. Pensaba que pasaría mala noche, que no dormiría mucho pero la verdad es que no me costó nada. Será por todo lo que habíamos andado ese día…

Cuando sonó el despertador y abrí los ojos me volví un mar de nervios. Encendí la radio y me metí en la ducha. Sonaba Highway to hell. Me vestí con ropa cómoda: unos vaqueros, una camiseta a rayas y un jersey cruzado azul marino (algo que me fuese bien después). Pedimos un taxi y nos fuimos hacia la Clínica Sagrada Familia. Llegó mi madre y esperamos, al final nos dieron habitación. Me dejaron en culo con una bata que me iba enana y me tomaron la presión. Después de esperar mucho llegó mi ginecólogo, ¡no me encontraba! Me habían metido en una planta distinta a la de maternidad, que estaba llena, y no le habían avisado. Me hicieron bajar andando de la mano de la comadrona que me iba hablando de un montón de cosas: si quería dar teta, que no estuviese nerviosa, que si tenía frío… Mi cerebro no podía con tanta información. ¡No sé! ¡Yo solo quiero que pase y que vaya todo bien!

Sin darme cuenta la seguía ya hacia quirófano cuando noté que @escolano y mi madre se quedaban atrás. Me giré, dejé a la comadrona hablando sola y me lancé a darles un beso a cada uno. Primero a mi madre y después a @escolano. Sentí que toda la responsabilidad caía encima de mis hombros. No les podía fallar. Esto tenía que salir bien. ¡Nos estaban esperando!

Hacía muchísimo frío, y empezó a entrar gente en quirófano. Todos se presentaban. Era el cumpleaños de la madre de la enfermera así que ese día todos los nacimientos le hacían especial ilusión.

Me empezaron a clavar agujas y agujitas. Ninguna dolía mucho, el frío y los nervios me tenían muy ocupada.

Empezaron y yo casi me dormía… avisé y me subieron alguna cosa… Fue larguísimo. El pobre anestesista ya me había contado toda su vida e intentaba que yo le contara más cosas cuando dijo: Ahora notarás un poco de presión, no pasa nada, es que ya sale. Se levantó, salió un chorrillo de sangre que nos manchó a los dos y se volvió a sentar. Bueno, tardarán un poquito más. No me quedé muy tranquila, la verdad, pero me dio por la risa nerviosa… ¡Ahora si! Lo cogeré y me lo llevaré allí un momento. Después te lo traeré. Me dijo el anestesista.

Oí a Claudio, mi ginecólogo: las 12:01 minutos. Y el anestesista y la enfermera se lo llevaron a un lado de la sala, solo podía verle los pies y sus partes (era niño, ¡eso estaba clarísimo!). Pero no se le oía llorar, ni nada de nada… y volví a asustarme. Le frotaban y de repente oí: eoeo.

Me relajé, empecé a reír y a llorar a la vez. La enfermera solo decía: ¡Que rubio! ¡Que bonito es! ¡Pero que rubio!

Me lo pusieron encima y le vi la cara, estaba tranquilo y a gusto. Ni medio lloro, se empezó a llevar las manos a la boca, tranquilito. La comadrona me dijo que se lo llevaban para que el padre le viese y que lo vestirían con él.

Ese rato fue eterno. Claro, ya estaba fuera, pero tenían que cerrarme… Una vez todo acabo me dijeron que había costado un poquito sacarle, que venía con vueltas de cordón al cuello y por eso era imposible que se hubiese girado. (Mateu se paso los últimos 3 meses de embarazo sentado con la cabeza presionándome la boca del estómago,muy divertido…)

La primera foto de #escolanito
La primera foto de #escolanito

Me devolvieron a Mateu y nos quedamos solos un buen rato en el pasillo esperando que nos subieran a la habitación. Vino el pediatra, que hablaba mucho, y yo llevaba un buen pedo gracias a algo que sonaba a morfina, así que no entendí nada de lo que me dijo. Cada vez que cerraba la boca yo le preguntaba: ¿pero está todo bien? Y él seguía hablando y yo solo oía: bla, bla, bla… ¡Solo quería ver a @escolano!

Por fin nos subieron a la habitación y poco recuerdo de las siguientes horas… gente besándome, ramos de flores y quemazón en los pechos… ¡Y mucha felicidad! Recuerdo pensar: si fuese un click de playmobil, me pedía ser la recién parida (las drogas de las cesáreas pueden ser muy malas) 🙂

Cada parto es un mundo, una historia peor que las de la mili, que nos encanta repetir una y otra vez. Seguramente porque no queremos olvidarla nunca jamás. De ese día solo cambiaría haber podido compartirlo con @escolano. Me sentí muy sola y no fue para nada como te venden en las películas.

En fin, que si hoy os cruzáis con #escolanito podéis felicitarle. Hoy cumple 3 años.

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. Sara dice:

    Estoy en la cama, Moira dormida ya y enganchada a la teta y mientras tanto te leo y os imagino y mi almohada empieza a estar mojada de tanta lágrima. Qué bonito que es y que era ya cuando nació!! 😍

    Mira que me gusta el verano, pero casi q tengo ganas de normalidad para volver a compartir nuestros ratos de parque!! Un besote familia!!

    1. Carme dice:

      Nosotros andamos intentando volver a esa normalidad. Mateu y Joana se han pasado la mañana preguntando por Moira y su Mami 😍😘

Deja un comentario