El síndrome de Cleopatra

en

Dicen que Cleopatra tenía un catador de todo lo que comía para evitar que fuese envenenada. En las películas de Asterix y Obelix incluso su catador se comía un trozo de la pastilla de jabón antes de que la reina de Egipto se diera un baño. Pues bien, Joana hace unos meses que parece Cleopatra…

No come nada sin antes preguntar si se lo puede comer e incluso prefiere mi plato al suyo aunque hayan salido de la misma olla. Y es que nosotros siempre comemos todos juntos y siempre comemos lo mismo. Es verdad que no cenas tan tranquilo y que tienes que modificar los horarios (adelantar las horas de comida) pero como en el resto de cosas, somos su referente y que mejor que nosotros comiendo verdura y pescado para que ellos coman verdura y pescado. Esa ha sido siempre nuestra idea, pero llega una edad en que nos lo ponen muy difícil. Con Mateu también pasó. Llega un día en que necesitan ver como servímos los platos del mismo cazo, sino, te dan el cambiazo.

¿Y tu? ¿Comes con ellos o hacéis turnos?

 

Deja un comentario