Por si acaso

Cuando estaba embarazada no entendía porque las madres iban tan cargadas. Me parecía innecesario moverte con media casa solo por ir a comer a casa de unos amigos. ¿Un paseo por el barrio y te llevas ropa de recambio? Y más de una vez dije: yo no lo haré. Pero ¡hay tantas cosas que crees…