El chicle

Dicen que las chuches son para que los abuelos los malcrien y los padres las prohibamos. Pues muy malos padres debemos ser porque en casa nunca se han prohibido o escondido. Al contrario, lo hemos querido «normalizar» porque todos sabemos que solo hace falta prohibir una cosa, para convertirla en «lo que más mola». Así…